En la década del ’90 se animaron

El principal problema de Macri es que no se animó a un cambio radical como el de Menem. El Estado debe limitarse a cumplir con el rol constitucional de legislar, juzgar y administrar, alejándose por completo de las actividades propias de los particulares. Un peronista lo entendió hace treinta años.

Leer más